Cuándo ir al veterinario de urgencias.

Confía en tu veterinario de urgencias para perros y gatos.
Confía en tu veterinario de urgencias para perros y gatos.

Síntomas graves en perros y gatos que debes conocer para saber si tienes que buscar un veterinario 24 horas ante un potencial problema con tu mascota. Llama a tu veterinario de urgencias si no sabes lo que hacer o tienes alguna duda.

Si sospechas que tu perro o tu gato ha podido ingerir algo que contenga un producto tóxico para ellos, no lo pienses mucho y acude de inmediato al veterinario de urgencias.

Podemos ayudarte en nuestros servicios de urgencias veterinarias en Álava, Algeciras, Almería, Dos Hermanas, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Jerez de la Frontera, La Coruña, Las Palmas de Gran Canaria, Valladolid, Vigo y Vizcaya. Además, en veterinariourgencias.com no paramos de crecer para ofrecerte servicio cada día en más ciudades españolas.

No se trata solo de que haya podido comer cualquier cosa en la calle, sino que incluso en de tu propia casa existen multitud de riesgos de intoxicación. De hecho, muchos de nuestros alimentos resultan completamente tóxicos para nuestras mascotas. Si tu perro ha comido chocolate, uvas, pasas, ajos, huesos cocinados o medicamentos (como el paracetamol o el ácido acetilsalicílico) debes acudir de inmediato a una clínica de urgencias veterinarias. Otro tanto de lo mismo deberás hacer si tu gato, por ejemplo, ingiere pescado crudo, aguacate o huevo crudo. Especialmente tóxicos son para ellos los medicamentos como la aspirina o el xilitol.

En todo caso, más allá de las intoxicaciones, hay patologías específicas que requieren de atención inmediata. Aquí te relacionamos algunas de especial relevancia por ser frecuentes y, en algunos casos, incluso graves:

URGENCIAS EN GATOS

  • Las caídas desde altura (gato paracaidista).
  • Las obstrucciones urinarias.
  • Los problemas renales o hepáticos.
  • Especialmente graves:
    • Los casos en que el gato lleva 2 o 3 días vomitando.
    • El gato presenta problemas respiratorios (respira con la boca abierta o la lengua fuera).

URGENCIAS EN PERROS

  • Los golpes de calor (especialmente en Bulldog inglés, francés y boxer).
  • La hipoglucemia (especialmente en Yorkshire, Chihuahua y cualquier cachorro).
  • La parálisis o las convulsiones en el Bulldog francés.
  • En razas grandes requieren atención inmediata la dilatación de estómago (abdomen hinchado) y los problemas cardiacos.

URGENCIAS SEGÚN LOCALIZACIÓN

Atendiendo a la zona del cuerpo donde se presente el problema, estas son algunas alteraciones que debe valorar siempre un veterinario de urgencias:

  • Ojos: el desbordamiento del globo ocular hacia fuera, los derrames y los cambios de color del ojo.
  • Oídos: cuando haya posibilidad de que tenga una espiga o si el animal tiene heridas en ellas.
  • Boca: si el animal presenta bultos extraños, salivación excesiva, traumatismos o sangrados.
  • Cuello: si notamos en nuestra mascota rigidez o dolor.
  • Patas: son preocupantes las cojeras, traumatismos o heridas.
  • Pecho: vigila especialmente el cansancio, las dificultades respiratorias y los traumatismos o heridas.
  • Abdomen: acude al veterinario de urgencias si aparecen vómitos, diarreas, dolores, hinchazón o estreñimiento… Especialmente alarmante es que el vómito o las heces contengan sangre fresca (es de color rojo), sangre digerida (de color negro) o tengan mucosidad. Otro síntoma alarmante, que indica una gran obstrucción, son los vómitos fecaloideos, es decir, cuando salen heces por la boca.
  • Zona urogenital: cuando tu mascota sufra dificultad para orinar, no orine (muy urgente) u orine con sangre al final. Acude a las urgencias veterinarias si en las hembras sale por la vulva un líquido espeso de color ocre o, en los machos, se producen sangrados por el pene. Muy urgentes son los casos en los que se produce la protusión del pene y el animal no puede volver a recogerlo.
  • Zona perianal, periné y ano: Además de a la imposibilidad de defecar, presta especial atención a los bultos, heridas, sangrados, costras y fístulas.

En este artículo puedes conocer las enfermedades frecuentes que afectan a perros y gatos.

Otro parámetro por el que podemos clasificar las patologías que deberían ser atendidas por las urgencias veterinarias es la edad:

URGENCIAS EN CACHORROS

  • Los vómitos, la diarrea y la fiebre (las 3 muy urgentes).
  • El decaimiento.
  • El dolor.
  • Los chillidos.
  • Traumatismos.
  • Caídas.
  • Las heridas abiertas o con más de un día de antigüedad.
  • Los problemas respiratorios.

URGENCIAS EN ADULTOS

Además de los mismos síntomas que referíamos para los cachorros…

  • En una hembra, cuando tuvo el celo hace 1 ó 2 meses y mancha de color oscuro o está muy tirada (posible piómetra).
  • Las convulsiones.

URGENCIAS EN ANIMALES GERIÁTRICOS

Suele ser muy urgente verlos, ya que son pacientes que padecen, en muchas ocasiones, más de una patología debido a la edad. Recuerda avisar siempre al veterinario si el animal toma alguna medicación o tiene alguna enfermedad diagnosticada.
Cuando un animal pasa de los 8 años y presenta alguno de los síntomas que referíamos para los animales adultos, siempre debe hacerse cargo un veterinario de urgencias. También si aprecias alguno de estos síntomas:

  • Fatiga.
  • Lengua azulada.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Problemas oculares, etc.

URGENCIAS EN ANIMALES PREÑADOS, PREPARTO Y POSTPARTO

En estos casos son síntomas alarmantes que debe valorar el veterinario de urgencias…

  • Los temblores.
  • La fiebre o el cansancio (muy urgente).
  • Que no pueda alumbrar los cachorros (muy urgente).
  • Partos que se prolongan más de 12 horas y no terminan. El animal ha tenido algún cachorro pero han pasado más de 3-4 horas desde que nació el último.
  • Si la hembra parió hace de 1 a 3 días y tiene fiebre (muy urgente, puede tratarse de una retención de cachorros o de retención de los restos del parto).

A MODO DE RESUMEN

Por último y como norma válida para cualquier animal, con independencia de sus circunstancias concretas, son síntomas para ser valorados por el servicio de urgencias veterinarias:

  • Los vómitos, la diarrea y la fiebre, (las 3 muy urgentes).
  • El decaimiento.
  • El dolor.
  • La hinchazón de la cara, picores, etc. Puede tratarse de una reacción anafiláctica cuyo tratamiento es muy muy urgente, ya que se le puede cerrar la garganta al animal y morir ahogado.